¿Y no hay clases de salsa en otros horarios?

Clases de salsa en Málaga con Antonio en El Cónsul.
Ahora puedes ser el protagonista del baile

El horario de las clases de salsa son siempre de nueve a once de la noche. En invierno suele ser casi todos los días de lunes a viernes ambos inclusive y a veces, también los sábados por la noche pero en ese mismo horario. En invierno a veces hubo algún grupo de siete a nueve de la tarde. Si lo vuelve a haber, cosa que dudo, tranqui que lo publicaré.

No tenemos clases de baile por las mañanas y no por falta de ganas, ya que durante el resto del día me aburro un montón.

En verano hay menos grupos porque la gente se va a la playa, o de vacaciones, o a sus pueblos los que están aquí estudiando en la Universidad, pero siempre hay al menos uno de nivel iniciación y uno o varios de nivel medio.

El horario nocturno es el que mejor viene para la mayoría de las personas, pues a las nueve de la noche y salvo que trabajes en hostelería o similar, ya casi todo el mundo ha terminado de trabajar o estudiar, y es aún pronto para cenar o para irse a la cama, así que se aprovecha ese rato para aprender a bailar salsa, o al menos intentarlo.

En la zona en la que estamos suele haber sobrado aparcamiento a veces incluso en la misma puerta, hay parada de autobús el número ocho en la misma puerta (aunque el último pasa sobre las 22:40 horas así que tendrías que salir un poco antes o andar hasta la parada del autobús nocturno cuatro), hay parada de metro al final de misma calle (nosotros estamos al principio) y el último pasa a las 23:00 horas. Durante los fines de semana que hay clases viernes o sábado, pasan tanto autobuses como metro, muchísimo más tarde. Si vienes en bici, el carril bici pasa por una calle perpendicular a la nuestra, y la bicicleta puedes dejarla dentro del local, para que no tengas que preocuparte por su seguridad.

Respecto a venir sin pareja no hay problema ya que suele haber por el horario, más o menos el mismo número tanto de hombres como de mujeres, excepción hecha de los menores de dieciocho o mayores de sesenta, que éstos si han de acudir en pareja ya que no suele haber personas de esas edades en las clases de baile. La media de edad suele estar entre los treinta y los cuarenta años, habiendo obviamente tanto personas de más edad como de menos.

Hasta ahora tu miras mientras los demás bailan. Ha llegado el momento que sea justo al revés.